Vacuno y cítricos, víctimas del futuro pacto UE-Mercosur
Votación: Voto1 Voto2 Voto3 Voto4 Voto5  |  Resultados: voto_okvoto_okvoto_okvoto_okvoto_ok00

En: larazon.es, Digital - 11/12/2017
Los sectores españoles de vacuno de carne, cítricos, azúcar y remolacha podrían resultar perjudicados si en los próximos días se alcanza un acuerdo comercial entre la Comisión Europea, que negocia en nombre de la UE, y los países miembros de Mercosur. Ambas delegaciones llevan en sesión de negociación permanente desde hace casi dos semanas, con el objetivo de alcanzar un pacto político de principios, aunque deje abiertos muchos flecos de carácter más técnico, que deberían rellenarse en los próximos meses. El anuncio de este acuerdo se haría en los próximos días en Buenos Aires, donde ayer comenzó la undécima Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC), de la que no se esperan resultados significativos.
Hasta la capital de Argentina han acudido representantes de casi 170 países miembros de la misma para seguir con el proceso de liberalización del comercio mundial. El acto inaugural se celebró ayer por la tarde y al mismo acudió el presidente Mauricio Macri. El capítulo agrario del futuro acuerdo comercial entre la UE y Mercosur es el que presenta más problemas. Los países miembros de este último quieren un mejor acceso al mercado comunitario para sus productos agroalimentarios y biocombustibles.
Aunque la delegación de la Comisión Europea ha mejorado su oferta en vacuno de carne y en bioetanol, al otro lado del Atlántico la consideran insuficiente. Por otro lado, Francia se muestra muy dura y no quiere que se hagan más concesiones en ese sector ganadero. Llegados a este punto existe la posibilidad de que, como forma de compensación por no ceder más en vacuno, se otorgue un mejor trato para los envíos de cítricos sudamericanos, principalmente de Argentina y Brasil, al mercado comunitario.
Eso supondría un perjuicio para los intereses españoles, ya que, aunque la llegada de esos agrios sería durante los meses en los que la producción española es muy corta, o no existe, podría ser una vía para la entrada de plagas en el territorio español. Durante estos próximos días van a continuar las negociaciones contrarreloj.
Compartir: